La Maratón de Londres, que se llevará a cabo el próximo domingo 4 de octubre, empleará dispositivos vestibles para garantizar el distanciamiento social de los atletas durante el evento.

Los 100 atletas de élite que participarán en las carreras masculina, femenina y en silla de ruedas, llevarán los dispositivos Bump de la compañía de robótica británica Tharsus, así como 500 miembros del equipo operativo del maratón para ayudar a mantener la distancia social.

Bump desarrolla dispositivos portátiles y estáticos que emplean tecnología de radiofrecuencia para alertar a los usuarios de forma inmediata cuando se acercan demasiado a otra persona.

El dispositivo que usarán los atletas puede ir colgado alrededor del cuello como si fuera un collar o enganchado a un cinturón o en una prenda de vestir, según indica la página web de Bump.